Captura de Pantalla 2019 12 29 a las 14.10.21

 pais

 

La atención a las personas adultas mayores en la Ciudad de México

Por: Sistema DIF Ciudad de México


Edición 6 | En el País | Agosto 2021

 

Foto Principal Familia DIF

A partir de la década de los noventa del siglo pasado, la Ciudad de México se vio en la necesidad de ampliar la visión y la atención a las personas adultas mayores, población que ha crecido ampliamente en la capital del país. El envejecimiento de la ciudad representa un reto mayor debido a que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para 2020 se tiene una población mayor a 65 años de edad de 1.02 millones, un 48 % más que en el último registro de 2015. 

Derivado del exhaustivo diagnóstico realizado en los años noventa por la denominada Alianza a favor de la tercera edad, integrada por varias instituciones, se recomendó crear una institución encargada de atender exclusivamente a este sector de la población, un ente coordinador superior que regulara la calidad de los servicios tanto públicos como privados. 

Bajo la jefatura de Andrés Manuel López Obrador, el Gobierno de la Ciudad de México implementó una serie de programas y acciones para brindar atención a las personas mayores. Para dar cumplimiento a la ley en la materia, en 2001 se crearon los programas de Apoyo Alimentario, Atención Médica, y Medicamentos Gratuitos para Adultos Mayores de 70 Años Residentes en el Distrito Federal (Rodríguez, 2016)

Es con la necesidad de organizar los apoyos y atender las recomendaciones hechas de tener una institución dedicada exclusivamente a la atención a las y los adultos mayores, que se creó el Instituto para la Atención de los Adultos Mayores en el entonces llamado Distrito Federal, el cual tenía como objetivo “tutelar el ejercicio de los derechos de las personas adultas mayores, operando su pensión alimentaria y promoviendo ante las dependencias y entidades competentes las acciones y programas que aseguren el mejoramiento y fortalecimiento de sus condiciones sociales y de salud y la elevación de su calidad de vida” (México, Gobierno del Distrito Federal, 2007). El éxito de la institución y de muchos de los programas llevó a extenderlos a nivel federal traspasando algunas responsabilidades estatales a un nivel más alto de gobierno. 

Derivado de la última reestructuración administrativa hecha en 2019, actualmente se cuenta con el Instituto del Envejecimiento Digno (INED, 2019); el cual garantiza algunos derechos de las personas adultas mayores a través de programas que complementa los apoyos otorgados a nivel federal como son: “Salud en tu vida”, que busca dar mayor seguimiento en la atención de las y los adultos mayores que priorizará las visitas médicas a personas mayores con limitaciones físicas; Seguridad económica, a través de la garantía del apoyo económico que otorga actualmente el gobierno federal así como créditos a tasa preferencial; Bienestar y autonomía, con la adaptación e institucionalización de espacios para Círculos de Aprendizaje, Saberes y Socialización (CASA) e implementación de un programa de formación laboral integral, ocupacional e inserción laboral voluntaria de los adultos mayores; reforzamiento de las actividades de socialización con oportunidades de actividades de recreación física, turismo social, cine y teatro; se realizan recorridos semanales en 70 rutas diferentes por la Ciudad de México y muchos otros más programas y actividades. 

En el Sistema DIF de la Ciudad de México, gran parte de las actividades que se realizan en los 55 Centros de Desarrollo Comunitario tiene como población objetivo las personas adultas mayores, propiciando estos centros como espacios seguros e incluyentes, en donde se promueven las relaciones sociales igualitarias, la tolerancia, el conocimiento y ejercicio de los derechos humanos entre las personas que habitan en unidades territoriales de media, alta y muy alta marginalidad de la Ciudad de México,  mediante la ocupación de su tiempo libre en actividades culturales, recreativas y/o deportivas, que propicien su expresión artística y personal, que favorezcan la preservación de su estado de salud, el mejoramiento de su calidad de vida, la adopción de estilos de vida saludables y transversalmente la prevención del delito y el consumo de drogas. 

Actualmente, el Gobierno de la Ciudad de México cuenta con un sistema de protección social único en el país integrado por programas y acciones complementarias (visitas médicas domiciliarias, transporte público gratuito, créditos, testamentos a bajo costo, Agencia Especializada para la Atención de Personas Adultas Mayores, escuelas para mayores, actividades culturales y recreativas, entre otras) respaldadas en un marco jurídico que garantiza los derechos económicos, sociales y culturales de las personas adultas mayores1, con el cual, se empoderan al fortalecer sus capacidades, confianza, visión y protagonismo como grupo social para impulsar cambios positivos de las situaciones que viven2. Es decir, el apoyo económico es una parte importante del programa, pero los elementos complementarios son los que dan el verdadero sentido de empoderamiento que permite garantizar la inclusión social de las y los adultos mayores a través del respeto a sus derechos inalienables. 

En este contexto se puede considerar que en la última década, el Gobierno de la Ciudad de México sigue con la atención prioritaria, y “… atiende de manera integral los problemas y desafíos en el campo de los derechos humanos de las personas adultas mayores, tales como discriminación, la pobreza, la violencia y el abuso, la falta de servicios especializados, entre otros” (Barahona, Septiembre de 2011), como política social de derechos de Estado, donde “se asumen los derechos sociales como derechos humanos, cambiando el enfoque en el diseño de la política, ya no son las necesidades insatisfechas de algunos sectores de la población el centro de la política pública, si no las personas concebidas como ciudadanos plenos de derechos, derechos que pueden exigir o demandar” (Canto Chac, 2012)

Bibliografía y mayor información sobre el tema. 

Barahona, R. (Septiembre de 2011). Nivel de Vida Adecuado, Derechos Humanos y Envejecimiento. Los derechos de las personas mayores en el siglo XXI: situación, esperiencias y desafios, 238. 

Canto Chac, M. (2012). Los Retos del Distrito Federal. México: Escuela de Administración Pública del Distrito Federal. 

Instituto de Atención a los Adultos Mayores. (2016). Evaluación Interna 2916 del Programa de Pensión Alimentaria para Adultos Mayores de 68 Residentes en el Distrito Federal. Gestion 2015. México: GDF. 

Rodríguez, R. I. (2016). El Instituto para la Atención al Adulto Mayor. Ciudad de México: CEPAL. 

 

Foto 1Foto 3 alt=Foto 3

 

familias de acogida