Captura de Pantalla 2019 12 29 a las 14.10.21

opinion

Edición 6 | Opinión | Agosto 2021

Foto editorial

María del Rocío García Pérez

Titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia


Retribuir años de esfuerzo de las personas adultas mayores

 

Para el Gobierno de México, la atención a las personas adultas mayores es uno de los temas prioritarios de las políticas públicas que rigen la administración que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que como él lo ha dicho, la sociedad tiene una deuda con este sector de la población, por todo lo que han contribuido al desarrollo del país. Es tiempo entonces de retribuir esos años de dedicación y esfuerzo. 

Con el objetivo de que las personas adultas mayores vivan con un poco de holgura en esta etapa de su vida y logren una mayor independencia, el jefe del Ejecutivo impulsó la iniciativa que elevó a rango constitucional la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, como un derecho y no una dádiva, para que las mujeres y los hombres mayores de 65 años de edad reciban su pensión y servicios de salud gratuitos, y establecer así un Estado de Bienestar para todas y todos, sin distinción alguna.

Para blindar este programa y garantizar su aplicación, el cual beneficia a más de 8 millones de personas adultas mayores, se asignan los recursos suficientes, a través del Presupuesto de Egresos de la Federación y en el de las entidades federativas, para que no pueda ser disminuido.

Como parte de la atención a las personas adultas mayores, el Estado Mexicano tiene el compromiso de fortalecer los servicios que brindan las instituciones públicas encargadas de protegerles, como es el caso del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), que ofrece credencialización, albergues y residencias, cursos de capacitación y actualización, centros culturales, así como apoyo en su Centro de Atención Integral.

En tanto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene aseguradas a más de siete millones de personas adultas mayores y atiende a 10% de éstas en programas como GeriatrIMSS, PrevenIMSS y Envejecimiento Activo Saludable (PREA). Por su parte, el Instituto Nacional de Geriatría (INGER) promueve la década del Envejecimiento Saludable, en coordinación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), a fin de implementar políticas públicas de prevención y cuidado para una mejor vejez.

En el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF), que me honro en presidir, refrendamos el compromiso de trabajar por las personas adultas mayores, ya que gran parte de nuestra labor diaria está enfocada a garantizar la protección de sus derechos como son: el derecho a la salud, a la atención y los cuidados, a la buena alimentación y a vivir de manera digna.

En el DIF Nacional tenemos a nuestro cargo espacios destinados a la atención de las personas adultas mayores en los cuales ofrecemos apoyo a través de dos Centros Gerontológicos, “Arturo Mundet” y “Vicente García Torres”, y dos Casas Hogar para Ancianos, “Los Tamayo” y “Olga Tamayo”, donde se brindan servicios a partir de un modelo de intervención gerontológica propio que tiene como objetivo lograr un envejecimiento saludable y las mejores condiciones de vida para este grupo poblacional. El personal especializado de este organismo proporciona atención integral a través de servicios de psicología, rehabilitación, nutrición, asesorías y espacios de recreación que se encuentran disponibles en su modalidad de residencia permanente y de día.

Con estas y otras acciones, el Gobierno mexicano fortalece las bases para mejorar la atención a las personas adultas mayores y así recompensar lo mucho que han trabajado por años, muchas veces sin prestaciones de Ley, como una jubilación que les permita la tranquilidad del deber cumplido.

Lo que empezó como un programa local en la Ciudad de México, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador era Jefe de Gobierno en la capital del país, hoy es una realidad en todo el territorio nacional, las personas adultas mayores nunca más estarán solas, cuentan con el apoyo total de esta administración y con los proyectos que se implementan de manera exitosa en cada entidad para su beneficio.

Es por ello que en este número, dedicado a las personas adultas mayores, la Revista Familia DIF ofrece la oportunidad de conocer los programas y acciones que se han implementado en los 32 estados de la República Mexicana a favor de este sector de la población, a través de experiencias que han incidido en el bienestar de las mujeres y los hombres que forjaron nuestra nación.

 

Ana Luisa Gamble Sánchez Gavito

Directora de Gerontología

Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores

Cuidados de personas adultas mayores con algún grado de dependencia

COLUMNA INVITADA